Show simple item record

dc.contributor.authorFedesarrollo
dc.date.accessioned2015-12-06T17:25:56Z
dc.date.accessioned2016-01-21T02:10:12Z
dc.date.accessioned2017-04-19T17:22:18Z
dc.date.accessioned2017-06-17T19:52:59Z
dc.date.available2015-12-06T17:25:56Z
dc.date.available2016-01-21T02:10:12Z
dc.date.available2017-04-19T17:22:18Z
dc.date.available2017-06-17T19:52:59Z
dc.date.issued1977-08
dc.identifier.citationColombia
dc.identifier.issn0120-3576
dc.identifier.urihttp://hdl.handle.net/11445/2705
dc.description"La elevada tasa de inflación constituyó el indicador sobresaliente y preocupante de la economía colombiana durante los siete primeros meses de 1977. Al finalizar julio, el aumento de los precios en año completo (julio 1976-julio 1977) superó el 40%, registrando así su mayor nivel en los veintidós años durante los cuales se han llevado estadísticas de precios. Este crecimiento del índice de precios es consecuencia de una política cambiaría orientada a acumular reservas internacionales en el Banco de la República y del desabastecimiento de alimentos que se ha presentado desde finales del año pasado. No obstante el más acelerado crecimiento de las importaciones, la actividad de importar depende también de variables no relacionadas directamente con la política cambiaría. Las importaciones de bienes de capital para la industria empiezan apenas a recuperarse después de su caída por la recesión industrial de 1975. Las autoridades monetarias han adoptado también medidas contraccionistas en otros frentes. La cifra de inflación que se registre a lo largo del segundo semestre del año estará determinada, en muy buena parte, por el comportamiento de la oferta de bienes, especialmente la de alimentos. En un país no acostumbrado a manejar tasas de inflación del orden de 40%, los problemas de ajuste del sistema económico a cambios en el índice de precios son sustanciales. En medio de la incertidumbre que crean alzas de precios nunca antes registradas, la economía colombiana se ve fortalecida por una posición muy favorable de la balanza de pagos, que bien puede prolongarse hasta 1980. Por lo demás, 1977 se vislumbra como otro buen año para el sector industrial por el aumento de la producción y de la inversión en ampliación de la capacidad productiva."
dc.subjectCoyuntura Económica
dc.subjectCrecimiento Económico
dc.subjectEconomía Colombiana
dc.subjectIndustria
dc.subjectPrecios
dc.subjectMoneda
dc.subjectCrédito
dc.subjectComercio Exterior
dc.subjectBalanza Cambiaria
dc.subjectFinanzas Públicas
dc.subjectPaíses Andinos
dc.subjectColombia
dc.subjectGrupo Andino
dc.titleColombia
dc.description.jelO47
dc.description.jelF43
dc.description.jelO57
dc.description.jelO11
dc.description.jelL52
dc.description.shortabstract“La elevada tasa de inflación constituyó el indicador sobresaliente y preocupante de la economía colombiana durante los siete primeros meses de 1977. Este año se vislumbra como otro buen año para el sector industrial por el aumento de la producción y de la inversión en ampliación de la capacidad productiva.”


Files in this item

Thumbnail

This item appears in the following Collection(s)

  • Coyuntura Económica: Investigación Económica y Social [1093]
    La revista Coyuntura Económica: Investigación Económica y Social es una publicación semestral de FEDESARROLLO que tiene como propósito publicar artículos de alta calidad técnica cuyos temas centrales comprendan el análisis teórico y empírico en las áreas económicas (...)

Show simple item record